Somos el reflejo de nuestras vivencias, de lo que pensamos ,de lo que sentimos, de lo que soñamos, de lo que anhelamos, de nuestros deseos y de nuestros miedos.

Somos el reflejo de ese yo oculto que solo nosotros conocemos, aunque a veces, no nos hayamos descubierto aún.

Y nos observamos en ese espejo de la vida que nos devuelve una imagen que no siempre se ve igual, es nuestra subjetividad y la de los otros la que la cambia, nuestro estado de ánimo.

Tantas veces entramos a ese laberinto de espejos que distorsionan nuestra mirada ,que alargan o empequeñecen nuestra imagen en un sinfín de rayos ,haces de luz que se unen en un punto para devolver el reflejo de nuestros ojos y transmitir la verdad de nuestro interior.

Todos nos reflejamos diferente…

Compartir post:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email